Libro

Libro
Ahimsa es vida

miércoles, 30 de diciembre de 2015

EDUCACIÓN Y NO VIOLENCIA "AHIMSA"

No sé si somos conscientes de lo que implica la "EDUCACIÓN".
Sin educación no hay presente ni futuro, sin presente ni futuro estamos a la merced de algunos señores que nos tratan y tratarán como marionetas y crean y crearán más terror físico y psíquico.

Los terroristas en África, por ejemplo, destruyen las escuelas y no permiten a los jóvenes estudiar, ya que sus líderes son conscientes de que "saber significa fuerza y elección", y ellos quieren que la población sigan manteniéndose en la ignorancia y en el terror para tener mayor poder sobre ellos.

Es primordial, fundamental, necesario que la EDUCACIÓN llegue a todos los rincones del mundo, a todos sin excepción. En lugar de crear guerras y armas que solo crean conflictos, dolor, penas, muertes, es necesario que los países desarrollados ayuden a crear escuelas, universidades en los países más pobres y necesitados para que sus ciudadanos puedan desarrollar una labor de crecimiento en sus propios países una vez finalizados sus estudios y así avanzar juntos. 

Todos los países combaten el terrorismo, pero el terrorismo no existe en sí, sino que es causado por hombres y mujeres, personas físicas, emocionales, mentales y espirituales, por lo tanto debemos emplear todos nuestros esfuerzos en "equilibrar" su desequilibrio para "erradicar" el mal que están creando y esto solo se llega con EDUCACIÓN.

A través de la historia observamos que siempre ha habido "terrorismo", terrorismo contra el "saber", contra las "creencias", contra los "débiles", contra las "razas", contra los "pueblos"..., ha tenido que haber y hay  miles de muertes, sufrimiento, caos para que vayamos tomando consciencia de todo lo que ocurre a nuestro alrededor y así tomar decisiones para poder ir solucionando los problemas y empezar a ser más tolerantes e ir aceptando otras ideas y diferencias.

No podemos ni debemos seguir alimentando a esa bestia negra del terrorismo que es la ignorancia y el terror,  para ello hay que ayudar a los países más necesitados para que sus jóvenes puedan ser formados y hacerles comprender las consecuencias de no tener educación.   Sin educación, sin auténticos líderes oriundos que sepan y respeten a su pueblo jamás podrán salir adelante, ni ellos ni su país y seguirán en manos de "colonizadores". Hay que buscar soluciones positivas y reales con los Gobiernos y enseñarles a aprovechar sus riquezas naturales para que generen bienestar a su pueblo.  

Los seres humanos debemos tener las necesidades primarias cubiertas, es decir, vivienda, trabajo, comida, ver a nuestros hijos crecer en paz, que puedan salir a jugar a la calle sin tener miedo. Los terroristas, los que crean terror de cualquier clase, son seres humanos desequilibrados, que han perdido toda noción del bien, del respeto, de la dignidad, de la consciencia, solo viven para crear terror, dolor, muchos de ellos están perdidos y como no tienen nada que perder hacen lo que les mandan, muchas familias sobreviven así y  es muy triste y denigrante para esas personas.

La no violencia es la solución para que las religiones se unan y dejen de querer tener la supremacía sobre las demás, solo hay una verdad, HACER EL BIEN a uno mismo y a los demás, de ahí se deriva todo lo demás, nadie es superior o inferior, todos somos diferentes con distintas necesidades. La no violencia también es la solución para crear ESCUELAS y que la educación sea impartida por personas que crean en el ser humano, que crean en la dignidad y en el respeto, en la libertad y en la paz.

Si queremos cambiar al mundo debemos empezar por educarnos a nosotros mismos, a luchar por nuestros principios, por la libertad y por los derechos  de todos los seres humanos, todos formamos un solo ente LA HUMANIDAD.

martes, 29 de diciembre de 2015

ABRIR LAS VENTANAS PARA QUE ENTRE AIRE FRESCO

Vivimos en un mundo apresurado regido por el reloj, el móvil, la tensión, el miedo y nuestra rutina es tan importante que si hay un imprevisto y no somos flexibles, nos hundimos con él, no sabemos reaccionar ante un hecho inesperado. Nos hemos olvidamos de vivir, de respirar, de observar, de reflexionar, de explorar y vivir la aventura, de estar disponible, del cambio...

Necesitamos aire fresco para renovar nuestros pensamientos y poder reflexionar, pensar, actuar con sentido común, saber donde estamos y hacia donde vamos, para tener nuevas ideas, nuevos proyectos. No podemos estancarnos en la monotonía y soñar, para soñar necesitamos sentirnos libres interiormente, buscar, indagar, preguntarnos, saber, conocer nuestras necesidades físicas, mentales y espirituales, para soñar necesitamos la caricia suave y la fragancia del frescor, una sombra donde refugiarnos, dejar que el aire nos acaricie las ideas y que ese leve roce nos de la fuerza para osar nuestro sueño. 

Tenemos que estar preparados y ser flexibles para el cambio, para recibir, para compartir y para entregar, todo esto forma parte de la vida; tenemos que abrir la ventana y dejar entrar aire fresco, renovar el ambiente de los pensamientos cargados de ideas negativas y nefastas, renovar todo lo que nos absorbe nuestras energías y nos deja tirados por el suelo como colillas.

Necesitamos creer en nosotros mismos, necesitamos creer que el presente lo podemos cambiar para que el futuro sea mejor, necesitamos ser unos guerreros de la paz para construir un mundo mejor sin violencia, un mundo cristalino y hermoso, esto no significa que no vayamos a tener problemas, que sí los tendremos pero si nuestro mental está predispuesto al cambio, a lo positivo, a interrogarnos para descubrirnos, si estamos dispuestos a saber quienes somos y buscar soluciones a nuestros problemas, entonces y solo entonces habremos encontrado la serenidad que nos trae el aire fresco y que ha renovado nuestro pequeño universo.

Para el cambio hay que estar preparados física, emocional, mental y espiritualmente, todo forma parte integrante del ser humano, hay que buscar el equilibrio en nuestra vida física y en el espíritu -esa mano invisible que nos guía si se lo permitimos-, solo él nos ayudará a encontrar el camino, no es el mental con su ego y orgullo o las emociones disparatadas o un cuerpo escultural. Solo tenemos que abrir la ventana, mirar al cielo y ver universo y dejar que el aire de la renovación  nos equilibre y nos guíe hacia nuestro destino, LA VIDA.

domingo, 27 de diciembre de 2015

¿VIVIR O SOBREVIVIR?


Muchos de nosotros nos preguntamos ¿qué es la vida? ¿para qué vivimos?, vivimos en un círculo desde que nacemos hasta que morimos: dormimos, nos levantamos...dormimos, nos levantamos... dormimos, nos levantamos... y en ese movimiento circular se nos pasa la vida.

Nosotros somos los creadores de nuestras vidas, no somos conscientes del poder que tenemos ni de la responsabilidad que esto conlleva. En lugar de crear un mundo mejor en nosotros mismos y a nuestro alrededor, dejamos que el sinsentido tome la dirección de nuestra existencia. Aceptamos las guerras, las matanzas, las violaciones, la corrupción de los dirigentes como parte de nuestras vidas, aceptamos que algunos dirigentes se asienten como "vitalicios" y con poder para decidir quien vive o muere...creando caos, atracos, asesinatos, terror. Todas estas situaciones nos parecen "NORMALES". Estamos sobreviviendo en lugar de vivir una vida llena y plena.  Nos hemos olvidado de la solidaridad, de la compasión, del respeto, de la aceptación de que los seres humanos somos diferentes y libres, nos hemos olvidado de lo esencial, de que somos HUMANOS.

Soy responsable de mi vida y me niego a aceptar que mi vida sea intrascendente, ne niego a aceptar lo "NORMAL" de la situación en el planeta. Deseo y anhelo participar en la creación de un mundo mejor, quiero escribir poesía con el corazón, cantar al amor, a la alegría y a la honestidad, quiero cantar al espíritu, a la esencia de la flor y de la mariposa, a la libertad y al honor, quiero cantar al SER HUMANO con mayúsculas, quiero que mi poesía se llene de la energía de la luz del sol y que llegue a todos los corazones que quieran escucharla.

Para esto es necesario que todos unamos nuestras fuerzas y exijamos a los líderes, a los dirigentes que tienen la responsabilidad de gobernar con honestidad y transparencia, que tienen la obligación de ayudar a otros países más necesitados a crear paz y trabajo; a crear escuelas, universidades, centros de salud, a utilizar energías renovables, en definitiva a crear un mundo mejor para que podamos VIVIR y no sobrevivir. No podemos seguir permitiendo que unos señores sin escrúpulos dirijan al mundo y dirijan nuestra vida.

Los auténticos líderes deben buscar soluciones a todos los conflictos, sentarse a dialogar y anteponer el bienestar de los seres humanos a las armas, el dinero y el poder; es el momento de la reconciliación, de la solidaridad, nos estamos destruyendo a nosotros mismos. Hay que llegar a transcender nuestras diferencias, no menospreciar el color de la piel, los seres humanos no somos simplemente piel, somos alma, espíritu, conciencia, emociones, razón, carácter..., no menospreciar las religiones o credos diferentes...

La vida es el tesoro más importante que poseemos, no podemos desperdiciarla ni vivirla superficialmente, tenemos que implicarnos en nuestra historia y escribir la poesía de nuestra vida con el corazón para que resuene en todo el planeta.




viernes, 18 de diciembre de 2015

¿EXISTE EL AZAR?


¿Existe el azar?

Mi opinión personal es que no. Hay unos designios que nosotros mismos hemos creados y somos libres de realizarlos o no, de ahí la responsabilidad del libre albedrío que cada uno de nosotros poseemos, somos dueños y responsables de nuestras propias decisiones y de nuestras vidas.

De todas las consecuencias de los problemas que generamos y que hemos generado  caos, injusticia, desorden, confusión, hipocresía, hambrunas, enfermedades, guerras, matanzas... echamos la culpa a Dios o a algún Ser Superior, pero ¿realmente tiene Él la culpa?

Las situaciones en la vida, buenas o malas, las creamos nosotros mismos, hombres y mujeres con nuestro comportamiento, si somos egoístas, manipuladores, mentirosos y no pensamos en las consecuencias de nuestros actos sobre los demás, crearemos sufrimiento; si somos codiciosos, avaros, sin alma y solo nos interesa ganar dinero a costa de vidas humanas, crearemos guerras, matanzas, pobreza, destrucción... Si somos tan egocéntricos e ignorantes que nos creemos invencibles y  no tenemos respeto por la naturaleza acabaremos destruyéndola, contaminándola y terminaremos con la devastación de la madre tierra y millones de personas se morirán de hambre, sed, tristeza y soledad.

Los seres humanos hemos creado las religiones, las normas, la sociedad, el bien y el mal,  las tradiciones, las supersticiones, a quien castigar y a quien perdonar, armas, etc. Igualmente, los seres humanos hemos creado belleza, poesía, literatura, música, números, arte, dialéctica, hemos desarrollado el pensamiento para mejorar las condiciones humanas y traer paz y así vamos evolucionado. Todo esto no es consecuencia del azar, sino de unos deseos y anhelos profundos de algunas personas que han escrito sus historias, unas veces han escrito novelas negras y otras veces novelas rosas.

La historia nos ha enseñado que debemos avanzar, dejar los despotismos a un lado, la violencia, el afán de conquistar y poseer sin fin, sin razón, de luchar contra la injusticia y por los derechos humanos. Ha llegado el momento del equilibrio, del diálogo, de crear puentes, de que el soldado se haga poeta y escriba el llanto de su alma; de que la música nos haga oír el canto de nuestras cansadas almas y nos eleve a esferas superiores. Ha llegado el momento de permitir que la mano invisible de la intuición, de la imaginación, de los sueños que sostiene al mundo y a sus ciegos y sordos sentidos, nos guíe por el camino que corresponde a cada uno de nosotros y nos guíe hacia nuestro nuevo destino, hacia nuestra VIDA. 

"...Anoche cuando dormía,
soñé¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón"  (A. Machado)

Debemos abrir las ventanas de nuestras vidas y dejar pasar la luz, los sonidos, el aire fresco para que el mundo se renueve, la melancolía pase a ser alegría, para que la nostalgia pase a ser un sueño presente y real, para que la hipocresía pase a ser verdad, para que el odio pase a ser amor y para que la esclavitud pase a ser libertad.

El AZAR no existe, todos nosotros somos los responsables de nuestras vidas, decisiones -tomadas o no-, de nuestras experiencias positivas o negativas, tenemos que dejar de culpar a otro "Ser" de nuestros problemas, dificultades, de nuestros miedos e indecisiones. Debemos tomar consciencia de que nuestra vida nos pertenece a parte entera y que somos nosotros sus artífices y actores, somos nuestros propios Maestros en la libertad o esclavitud. 

Cada ser humano TIENE QUE ESCRIBIR SU PROPIA HISTORIA,  y no dejar a otra persona que la escriba en su lugar y no permitir que ni el miedo ni la desesperación se lo impidan.

"Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar..."   (A. Machado)

domingo, 13 de diciembre de 2015

ESPEJISMOS

El sabio conoce al ignorante porque lo fue en su día, pero el ignorante no conoce en absoluto al sabio porque nunca lo ha sido. (Proverbio Árabe).

Cuántas veces vivimos a través de un espejismo de agua - luz, sombras - engaños, sobre todo cuando estamos desesperados y no tenemos ninguna solución inmediata, nos sentimos vulnerables, confundidos y si no permanecemos en alerta, estos espejismos pueden ser perjudiciales para nosotros mismos y para los demás.

Nuestra vida es fruto de nuestras circunstancias, de nuestras decisiones, de nuestras experiencias, pero ¿cómo podemos moldear un mundo donde todo está cincelado por mitos, tradiciones, supersticiones, ignorancia, terror, miedo, esclavitud, miseria...?

Lo primero que tenemos que hacer es no olvidarnos de que todos, sin excepción,  somos seres humanos y no permitiendo a nuestros actos más viles y crueles que echemos por tierra los derechos humanos. Para esto debemos conocernos a nosotros mismos, crecer en armonía y respeto. Durante muchos años las iglesias, nos han confundido con sus enseñanzas, nos han traslado nociones erróneas sobre el alma, el Espíritu, la necesidad de tener un intermediario para poder hablar con un Ser superior, los valores de los seres humanos, han dividido para ganar, debilitar la confianza y manipular a los seres humanos, la fe se siente en lo más profundo del corazón, no se adquiere leyendo o yendo a los edificios a rezar. Ha llegado el momento de unir nuestras fuerzas con  sabiduría, con serenidad y sentido común para poder alcanzar la dignidad y una convivencia justa en la paz y libertad en todo el planeta.

Es cierto que en la actualidad hay nuevos problemas, nuevos desafíos, cambio climático, guerras, inmigrantes sin patria, terrorismo, falta de libertades, injusticia sobre los derechos humanos, esclavitud física y otra emocional y mental  con cadenas invisibles, que aún no se pueden cortar, y son los más difíciles de detectar y anular. El sentimiento de inhumanidad es terrible y va creciendo a un ritmo acelerado, de ahí que sea urgente unir nuestras fuerzas para bloquear todos esos desafíos negativos, esa agresividad silenciosa y volvamos a la armonía y dignidad.

Para ir erradicando esas desafíos hay que escuchar humildemente y con respeto la voz de los humanos que gritan su desesperación, que piden ayuda, que viven en una paupérrima miseria física, emocional y mentalmente. Debemos observar el comportamiento que tenemos cada uno de nosotros, primero en nosotros mismos y luego en los demás, y así empezaremos a darnos cuenta de que seguimos haciendo cosas que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros. Cuando somos conscientes de esto, debemos rectificar nuestro comportamiento y así como una gran cadena humana nos podremos ayudar en la medida que nos sea posible, pero siempre será de corazón a corazón.

Es importante y necesario ir abriendo las puertas de nuestro Espíritu e intentar comprender a otras culturas, sin juicios, solo comprendiendo su mensaje, nada es mejor o peor, solo diferente. Tenemos que dar ejemplo a nivel personal y buscar la sabiduría de los sabios.

Nuestra percepción del mundo es la que realmente deseamos en nuestro interior, si solo deseamos venganza, odio, creamos terrorismo y muerte. Si deseamos paz, armonía, una convivencia pacífica entonces creamos un mundo sereno y alegre. Esto no significa que todos los problemas se vayan, no, ya que no hay una varita mágica para cambiar a los seres humanos, pero si podemos mejorar y rectificar nuestra vida y la de nuestro entorno.

Muchísimas personas ya lo hacen por ejemplo la música crea un puente entre lo aparentemente irreconciliable y todo lo que sintamos en nuestro interior, si es positivo nos dará alas par volar...

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al Norte, fue al Sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.
Creyó que el mar era el cielo;
que la noche, la mañana,
Se equivocaba.
Que las estrellas, rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.
Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón, su casa.
Se equivocaba.
(ella se durmió en la orilla.
tú, en la cumbre de una rama)
(Rafael Alberti)












lunes, 7 de diciembre de 2015

TITANES Y LUCHADORES

La vida es un viaje, no un destino.

"Me puedes matar pero no herir" (Platón)

"El hombre no es libre hasta que no llega a controlarse" (Pitágoras)

"Prefiero la libertad y el Saber a las cadenas doradas de los palacios; desamparado por la injusticia humana y asesinado por la injusticia de príncipes... (Abou Ali ibn Sina, Avicena)

"Tengo un sueño, que los negros y los blancos que todos los hombres se unan en fraternidad" (Martin Luther King)

"La verdad es como una mina, cuanto más perforamos, más ricas y abundantes son las gemas que podemos sacar" (Gandhi)

Ha habido muchos Titanes de la libertad que han dejado su vida por servir al bien, a la justicia, al conocimiento y a la sabiduría.

La psicología humana y de la naturaleza nos debe enseñar a ver al hombre en todo su conjunto físico, emocional, mental y  espiritual.

Para poder tomar decisiones, ser responsables y conscientes debemos de estar emocional y mentalmente equilibrados, ya que es necesario una posición objetiva para empezar a reflexionar debido a que  existe una confrontación del hombre con el mundo y con las cosas que lo rodean. El juicio de un hombre es limitado por su persona y  es relativo ya que también depende de cada individuo.

Los grandes colosos que han cambiado la historia de la humanidad se han preguntado: ¿cuales son mis raíces?  Si no logramos responder a esta pregunta no podremos comprendernos ni siquiera saber quienes somos realmente. No me refiero a saber quienes son nuestros padres, abuelos o conocer nuestro árbol genealógico. Saber cuales son mis verdaderas raíces es saber quien soy en los más profundo de mi ser, ¿hacia dónde quiero ir?, ¿qué quiero hacer con mi vida? ¿cuales son mis sueños? ¿estoy dispuesto a luchar o prefiero la pasividad? etc

Cuando estamos a la escucha de nuestras imágenes interiores es cuando decidimos las cosas esenciales de nuestra vida.

El objetivo de cada uno de nosotros es llegar a conocer nuestro Ser, hay muchos escritos sobre ello, muchas técnicas pero hay una que es fundamental y prioritaria nosotros mismos, solo el deseo de llegar  a conocerse no basta, hace falta la acción y esto es un trabajo personal. Muchas veces cuesta mucho armonizar los dos mundos el exterior y el interior, pero a medida que vamos profundizando vamos comprendiendo mejor nuestro comportamiento y nos vamos equilibrando.

No podemos eliminar, cambiar, transformar ninguna situación externa si no somos conscientes de que existe, lo mismo pasa en nuestro interior. Hay que liberarse de la tiranía de nuestro ego, orgullo, apegos y se necesita para ello responsabilidad intelectual y moral. Todos tenemos que llegar a comprender quienes somos, como individuos o personas.

La causa del error es vivir no consciente de nosotros mismos sino de la apreciación o reconocimiento exterior de los demás y esto puede llegar a ser muy peligroso. Estamos viendo como una gran cantidad de seres humanos se han alejado de su centro y han caído en la tiranía de su ego, de una voluntad enfermiza creando su propia destrucción y la de los demás.

El Espíritu vive de experiencias, hechos, vivencias no solo de palabras e ideas. Las experiencias son nuestros maestros, son las que hacen que seamos de una forma u otra, tomando decisiones acertadas, equivocadas pero finalmente rectificamos, si tenemos que hacerlo, y aprendemos.  Las palabras que están ausentes de verdad y de acción son palabras vacías que no llevan a ninguna parte. Con experiencias profundas conocemos mejor nuestra alma y nos acercamos a la Sabiduría.  Sin alma no hay ni saber ni conocimiento profundo. El conocimiento, la sabiduría, la experiencia es el único tesoro que poseemos y la única verdad.

"Todo hombre posee en su interior dos lobos que libran batalla: el primero representa al amor y la gentileza; el segundo representa el miedo y el odio. El vencedor es aquel al que alimentamos".
(proverbio indio norteamericano)




domingo, 6 de diciembre de 2015

NUESTROS ANTEPASADOS - CAMINAR SOBRE LA TIERRA


Somos hijos de nuestros ancestros, de nuestros antepasados, todos tenemos unas memorias y la naturaleza también. ¿Cuántas veces no hemos ido a un bosque, a la montaña y hemos sentido algo "extraño" en nuestro interior?.

La muerte cuando es natural es un paso obligado para todos pero cuando nos arrebatan la vida por un simple, "porque sí", entonces esa muerte está en oposición a mi derecho a la vida y no se puede permitir.

Los indios norte-americanos siempre me han fascinado por su filosofía de la vida, por su respeto a la naturaleza, por el honor, por la palabra dada, por saber que todos los seres humanos somos "hermanos" y fumando la pipa de la paz todo quedaba sellado y se comprometían a respetarlo.

Hay muchas malas interpretaciones e ignorancia y durante muchos años se ha menospreciado la cultura y la filosofía de los nativos, así como la de otros aborígenes americanos, australianos, africanos, asiáticos... 
Estas filosofías, se han basado en la sabiduría de la tierra y el hombre sabio, el hombre medicina...  las ha interpretado haciendo que su pueblo las respetase y las cumpliera. Desgraciadamente, en nuestra sociedad actual, nuestro único objetivo es "comprar", es "poseer" y esto solo nos aporta bienestar durante los cinco minutos que compramos luego el desasosiego, el ansia, el desazón vuelve con más fuerza ya que nuestro interior sigue tan vacío como antes.

Cada persona, si está a la escucha de su voz interior, sentirá la vibración de su alma que le indicará la llamada de otra cultura, de sus antepasados, deberían buscarla e impregnarse de ella, seguramente les aportará mucho beneficio.

LA NATURALEZA


“La naturaleza se despierta cada día al son de la luz,
Amanece en un mundo iluminado de estrellas,
 una danza libre al viento de los seres que la habitan.
Cada día, su “Espíritu” nos hace vibrar,
con su belleza y fuerza, determinación y alegría.

 La naturaleza se despierta cada día con los rayos del sol,
Y nos ofrece una nueva oportunidad para subsanar los errores,
Su sabiduría nos hace luchar  y seguir adelante.

La naturaleza se despierta cada día con un regalo, el silencio,
el silencio sagrado que nos permite escuchar
 la “voz sagrada de la Wakan Tanka”.
La Naturaleza nos procura todo lo que necesitamos para VIVIR,
Respetémosla para que ELLA nos proteja.”





¿POR QUÉ CORREMOS?

Por mucho que corramos no llegaremos antes a ningún sitio ni siquiera en nuestra vida.

Nos pasamos la vida corriendo yendo de una situación a otra, que si casa, que si familia, que si trabajo, que si amigos, que si tal o tal obligación... y cuando nos damos cuenta se nos ha pasado la vida sin saber como, sin haber hecho nada, hemos olvidado nuestros sueños, nos hemos conformado y lo único que hemos hecho es correr; en algunos momentos de lucidez  nos damos cuenta de que aún no hemos llegado, ¿a dónde? nadie lo sabe.

La vida es para disfrutarla, tranquila y serenamente. Ya hay muchos problemas en el mundo, muchísimos, unos graves y otros gravísimos para que nosotros los incrementemos y pasemos al lado de la vida sin prestarle atención.

En estos momentos tan críticos de nuestra existencia donde millones de seres humanos lo están pasando tan mal, donde el suelo del planeta se seca, donde antes había cultivo ahora hay piedras, donde las personas viven cada día más inmersas en una paupérrima miseria, donde la corrupción de los gobernantes se nos atraganta, donde hay tantos reyes sin corona, donde el conflicto es perpetuo, nosotros tenemos la obligación de parar de correr y centrarnos en nuestras vidas, ¿por que? porque es la única forma de poder ayudar a los demás, porque es la única forma de ser conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor, porque si somos conscientes podremos buscar soluciones reales y no ficticias, porque podremos priorizar las necesidades y no seguir gastando el dinero ni las fuerzas en cosas que son innecesarias e incluso inútiles.

Cada persona tiene la obligación de hacer el bien en su pequeño entorno, para ir extendiéndolo hacia su región, su país, su continente hasta englobar el planeta. No es una utopía, ahora vivimos en un mundo global, las noticias llegan en cuestión de segundos, todos somos responsables y conscientes -o deberíamos-, de lo que pasa a nuestro alrededor, pero es verdad que para ser conscientes tenemos que ser antes responsables y consecuentes de nosotros mismos. Hay que parar de correr, hay que parar de ir hacia ninguna parte, sin rumbo si seguimos así terminaremos a la deriva.

Debemos luchar por la VIDA, por la UNIDAD, por la PAZ, por la LIBERTAD, muchas personas han dado su vida, sus pensamientos, sus ideas para que nosotros vivamos mejor, es ahora nuestro turno de dejar constancia de nuestras reflexiones, proyectos para que los que vengan tengan una vida más fácil y mejor.

Ahora no se trata de aspirar a un mundo mejor, ahora debemos trabajar para obtener resultados y crear un mundo mejor, para mejorar al mundo tenemos que tener voluntad y experiencia en hacer el bien en pensamientos, palabras y acciones, siempre por el bien mayor, LA HUMANIDAD ENTERA.

Tenemos que sentarnos a dialogar, a llegar a acuerdos y ponerlos en práctica, los dirigentes deben de anteponer el bienestar de todos los ciudadanos al suyo propio, tenemos que crear puentes, cueste lo que cueste para que la humanidad pueda vivir dignamente, y dejar de levantar muros, si seguimos levantando muros nosotros mismos terminaremos aplastándonos unos contra otros.

Busquemos la belleza de una sonrisa, las estrellas en una mirada, la bondad en los actos ajenos, la compasión entre los seres, SEAMOS SERES HUMANOS.


sábado, 5 de diciembre de 2015

EL TIEMPO APREMIA

El reformador es el que tiene la pasión de la reforma no la sociedad.

Estamos en un momento crítico en que tanto el planeta como la humanidad, si no tomamos medidas drásticas y urgentes, se verán gravemente afectados.

En este siglo XXI donde la comunicación es global y fácil tenemos grandes problemas de comunicación a nivel individual, hay una gran mayoría de personas solas, esta soledad no es por elección sino que es impuesta, por lo tanto duele y hace daño, con graves consecuencias como frustración, resentimiento, ira, venganza. Estamos en una era donde  mucha gente, sobretodo jóvenes no se atreven a relacionarse con los demás sino a través de sus móviles y ordenadores.

El avance de internet, el tecnológico, el progreso en sí es positivo siempre y cuando se obtengan resultados eficaces. A través de una pantalla no se puede sentir el calor humano, se dicen muchas mentiras y se manipula con toda libertad a los más débiles, en cambio si nos relacionáramos físicamente sentiríamos ese calor o falta de calor, la verdad o mentira de la mirada, la energía que se desprende del lenguaje corporal y sentiríamos emociones que nos ayudarían a tomar decisiones menos equivocadas.

Cuando las personas se sienten angustiadas, sufren, se deprimen porque ven su vida pasar sin dejar la más mínima huella, se sienten vacíos y se preguntan para qué están viviendo. Cada persona tiene un objetivo que cumplir, todos sin excepción, pero hay que buscarlo y encontrarlo. 

La naturaleza sufre, los humanos sufren, hay millones de personas que no tienen absolutamente nada y si no tomamos medidas rápidas, eficaces y contundentes, esos millones de seres humanos se quintuplicarán con lo que las consecuencias serán aún más graves que las guerras y las matanzas; la hambruna, la falta de agua tocarán a más millones de personas y eso será catastrófico... La cara oscura de la humanidad aparece y toca a muchos seres humanos con sufrimiento; los responsables y los gobernantes no lo deben tolerar más, ya que el resto de la humanidad exige que se tomen medidas urgentes para solucionar estos gravísimos problemas que  hemos causados nosotros mismos.

La humanidad debe unirse, no debe seguir separada, la separación solo sirve para debilitar, solo la unión hace la fuerza y en estos momentos la gran mayoría de los seres humanos quieren vivir en paz, serenidad, libertad, y esta labor le corresponde a los dirigentes que para ello han sido elegidos y deben dar cuenta de su responsabilidad con su trabajo.  

El tiempo apremia y debemos construir más ciudades verdes, desarrollar energías renovables, crear trabajo, crear nuevas formas de pensamientos; los jóvenes que son los futuros hombres y mujeres del mañana, tendrán a su cargo la responsabilidad de la humanidad y de la naturaleza, estos jóvenes deben estar bien formados, con objetivos claros y determinados, que se sientan útiles, que busquen sus sueños y que se atrevan a realizarlos. No se puede permitir más una sociedad que solo beneficia a unos cuantos, ese tiempo debe acabar. La masa del resto de la humanidad lo reclama y exige con todos sus derechos.

El tiempo apremia y debemos CREAR un nuevo mundo, sabemos que el nacimiento siempre es doloroso pero inmediatamente ese dolor se olvida y pasa a ser maravilloso al ver la belleza de la nueva vida.

¿Cómo podemos crear un mundo mejor?

En el presente debemos poner las ideas, los pensamientos reales, los proyectos viables para que en un futuro inmediato se puedan realizar y materializar, siempre pensando en un bien mayor que somos todos nosotros. Debemos cambiar la muerte por vida, el llanto por risa, la esclavitud por libertad, la intolerancia por tolerancia...

Si no cambiamos nuestra forma de pensar y nuestro mundo, el presente será el futuro y el futuro se silenciará con la nada.






miércoles, 2 de diciembre de 2015

UNA BOCANADA DE ESPERANZA - EL PASADO Y EL FUTURO SE UNEN EN EL PRESENTE

La luz brilla más en la oscuridad porque ahí es donde la podemos apreciar, la podemos ver y casi la podemos tocar porque la podemos sentir.

La esperanza es esa Luz interior que nos ayuda a buscar la claridad en nuestras acciones,  todos  la deseamos ver, sentir para poder seguir avanzando en nuestro laberinto de la vida, en el día a día, algunas veces suavemente, otras a trompicones y otras con horribles pesadillas.

La esperanza es la que nos da ese valor para poder realizar nuestros sueños, alcanzar objetivos, tomar decisiones para ir mejorando nuestras vidas; la esperanza es la Luz en la oscuridad y su divisa es la fuerza interior, cuanto más la desarrollamos más fuerza, determinación y claridad tendremos en nuestros pensamientos y acciones.

¿Cómo debemos alimentar nuestra esperanza?, la esperanza la alimentamos con ideas, pensamientos positivos que luego los transformamos en manifestaciones externas, tangibles.  Estas ideas, estos pensamientos deben estar equilibrados y en armonía para que la Luz pueda brillar en todo su esplendor.

El cuerpo del ser humano se compone de cuerpo físico, emocional, mental y espiritual. Muchos seres humanos se preocupan mucho del cuerpo físico comen bien, hacen ejercicio...,  menos del cuerpo emocional y mental, y una gran mayoría se olvidan del cuerpo espiritual, aunque muchas veces se confunde con "religión" y eso es un error.  El cuerpo espiritual es el que nos ayuda a tener una consciencia limpia y cristalina, es donde reside el Espíritu, el Alma y se alimenta de  esperanza, amor,  paz, compasión, la no violencia, integridad,  dignidad, confianza, en definitiva es nuestro baremo y nos indica claramente como va nuestra vida, con rumbo o sin rumbo. 

En este mundo actual donde el único denominador común es el sufrimiento, el terror, el egoísmo, la ignorancia, la esclavitud debemos pararnos a reflexionar si realmente queremos seguir viviendo en un lugar tan desolador como el que estamos construyendo o crear un mundo mejor para todos y las futuras generaciones, "el pasado y el futuro se unen en el presente", si el presente no lo arreglamos YA, no podemos esperar un futuro mejor.

Muchos responderán que no quieren un mundo desolador para sus hijos, éstas personas deben luchar con acciones positivas y por un bien mayor que es la HUMANIDAD. Otros,  solo quieren la destrucción y crean muerte, desolación, sequía y hambruna...

Los que decidimos luchar en la no violencia, en AHIMSA tenemos que alimentar el alma de pensamientos y acciones positivas. Hay que desarrollar las cualidades opuestas al "defecto", hay que luchar unidos para CREAR. Crear escuelas, universidades para que las personas puedan estar preparadas para construir un país mejor en libertad, paz y tolerancia. Crear trabajo, viviendas, desarrollar nuevos proyectos y técnicas que ayuden a los seres humanos y al planeta. No gastar tanto dinero en armas, en conflictos donde todos perdemos. Tenemos que ser constructivos con claridad en nuestras acciones y con el ánimo decidido para obtener resultados: 

DESEO = ACCIÓN = RESULTADO

No se puede erradicar el conflicto entre los seres humanos, -si echamos una mirada hacia atrás, hacia nuestro pasado comprobamos desgraciadamente que siempre ha existido esa guerra entre los hombres-, pero sí podemos reducirlo. La única forma de combatirlo es con la no violencia, con justicia y sin venganza, hay personas que eligen su camino y otros que solo caminan, es mejor elegir ya que será siempre el camino que deseamos y yo libremente he decidido que por derecho propio me corresponde mi destino.